fbpx

Fort Lauderdale: La vida de resort en el Ritz-Carlton

by Sanne
Ritz-Carlton, Fort Lauderdale

Normalmente, no soy una persona de resort, pero obtuve una noche gratis a través del programa de recompensas que tengo, así que cuando Poul voló de regreso a Dubai, decidí registrarme en el Ritz-Carlton en Fort Lauderdale para alargar mi estadía en el sol de Florida.

Es un bonito hotel justo al lado de la playa, en un lugar muy parecido a Jumeirah Beach Residence en Dubai. Agrega unos cuantos carros deportivos más y quizás un leopardo o dos y tendrás The Walk JBR.

Mi habitación estaba del lado opuesto a la playa, así que en lugar de arena blanca y agua azul, tenía vista a los canales, que tampoco estaba mal. El interior de la habitación era amarillo claro y blanco, lo que hacía que la habitación se viera soleada y luminosa, una buena selección para una ubicación frente al mar. La cantidad de mármol en el baño era un poco pesada pero si alguien puede salir ileso de la sobrecarga de mármol tiene que ser El Ritz.

El área de la piscina tiene vista a la playa y luce tan limpia y tentadora como se supone que el área de la piscina de un resort debe lucir, y si no hubiera habido tanta brisa, hubiera ido a nadar.

Desayuné en el Burlock Coast, que es el restaurante ubicado en la planta baja del hotel, justo en el malecón. Tomé un jugo recién exprimido, un croissant y una taza de frutas y todo estaba bien, pero lamento no haber pedido servicio a la habitación, porque pensándolo bien, esa habitación estaba diseñada para tomar el desayuno en la cama.

You may also like